Zumbido De Oídos Y Mareos – Sintomatología Y Trastornos Otológicos

Zumbido De Oídos Y Mareos – Sintomatología Y Trastornos Otológicos

Autor: Francisco Santoro

El tinnitus (palabra que deriva del latín y significa: tintineo de campana) es uno de los síntomas más comunes de las afecciones otológicas. Aunque existen muchas patologías de distintos factores (vasculares, cardíacas, metabólicas, etc.) que también acusan su padecimiento a través del tinnitus o acufeno, cuando la sintomatología se complementa como zumbido de oídos y mareos, es más que probable que la afección primaria tenga foco en el oído.

Estos dos síntomas combinados nos pueden ofrecer una importante pista sobre la causa que los origina.

Si bien no se pueden descartar por completo a otras afecciones, las probabilidades mayores se concentrarán en el oído medio, siendo posibles causantes del zumbido de oídos y mareos las siguientes patologías:

- Infección.
- Obstrucción de las trompas de Eustaquio.
- Lesión en el oído medio (causada por una explosión o sobreexposición a sonidos elevados)
- Enfermedad de Menière.
- Tumor del nervio auditivo.

Cuando la causa del zumbido de oídos y mareos es una infección, suelen aparecer otros síntomas como fiebre y debilidad que suelen afectar a todo el organismo. En este caso el tratamiento usual es la administración de antibióticos.

En el caso de la obstrucción de las trompas de Eustaquio, muchas veces el uso de un descongestivo nasal o espray, disminuyen la congestión y ayudan a mantenerlas abiertas.

Cuando el trastorno auditivo corresponde a una lesión del oído medio, generalmente lo más indicado es contrarrestar la pérdida de audición con audífonos y enmascaradores para suavizar el zumbido producido por el tinnitus

Los mareos o vértigo producidos por la enfermedad de Menière suelen suprimirse temporalmente con fármacos, aunque también existen intervenciones quirúrgicas que constan de cortar los nervios de los canales semicirculares.

Los tumores del nervio auditivo son tumores benignos que se forman en las células de Shwann (células que envuelven el nervio) y son fácilmente removidos por medio de una cirugía.